Platos Cocinados

Asadillo

Es un producto totalmente cocinado, listo para servir, elaborado a base de pimientos rojos asados y tomates, condimentados con aceite, sal y cominos. Plato tradicional de la cocina manchega, elaborado de forma natural, sin conservantes ni colorantes, sano y nutritivo, con menos de 70 calorías por 100 gramos de producto. Se puede servir frío o caliente: Frío, solo o adornado con trocitos de huevo duro, atún o aceitunas en canapés o como primer plato. Caliente, como guarnición o complemento de carnes y pescados.

Pisto manchego

Producto totalmente cocinado, listo para servir, cuidadosamente elaborado con pimientos verdes y rojos ligeramente fritos y tomate. Constituye un plato típico de la cocina tradicional manchega muy completo que aporta vitamina C, potasio y fósforo, y contiene menos de cien calorías por cada cien gramos de producto.
Se puede servir frío, solo o acompañado de atún, huevo o aceitunas como sabroso aperitivo presentado en canapés. O caliente, con huevos fritos o como guarnición de carnes y pescados.

Pimientos en su Jugo

Pimientos rojos seleccionados, enteros, asados y condimentados con ajos y aceite de oliva, listos para servir. En frío, son un complemento ideal para preparar ensaladas. En caliente, se pueden utilizar como guarnición de carnes y pescados, o rellenos al gusto y horneados.

Codornices en escabeche

Plato cocinado en conserva, sin aditivos ni conservantes. 2 Codornices en salsa escabeche.

Callos

Plato cocinado en conserva. Producto elaborado con callos de vacuno, morros de cerdo y chorizo.